SILVIA GIANGASPERO
cozypatch@gmail.com
Móvil: +54 911 5015 6781

jueves, 3 de abril de 2014

Alguna vez podré cumplir con mi palabra?

En mi vida sí cumplo con mi palabra que considero que vale más que cualquier papel firmado pero en el patchwork me resulta taannnn difícil.  Siempre digo que no voy a comenzar otro trabajo hasta que no termine todos los que tengo empezados, pero es imposible.  Veo proyectos nuevos y ahí me lanzo y dejo el que está en proceso para más tarde, que puede ser como en este caso un año y medio después.

Este es un sal que comenzó Celeste en el año 2011.  Hice un poco, me operaron de la pierna y tuve que dejarlo, lo continué,  llegué a la mitad y me cansé.  Lo dejé casi un año guardado y lo retomé en el verano, lo armé y lo comencé a quiltear a mano en las vacaciones y un año y medio después ya está listo. Uno menos en la canasta de los pendientes (por cuanto tiempo? jajajja)




Pin It Now!

3 comentarios:

  1. Los benditos UFO, yo tengo algunos también!! Te quedó super delicado, hermosoooo.Cariños Sil

    ResponderEliminar
  2. hay esa historia me parece repetida pero cambia de escenario PINAMAR a mi me paso lo mismo jajajajaa
    yo tambien hice el mio pero solo la mitad pero se fue para España esta en los pies de la cama de mi hermana

    te quedo divino
    besosssssssssssssssss

    ResponderEliminar